Estructura de los colegios farmacéuticos 

Como parte de los requisitos exigidos para ejercer la profesión de farmacéutico todo profesional debe estar inscrito en el Colegio Oficial de farmacéuticos de la provincia donde ejerce la actividad, cuya funciones principales dentro su ámbito territorial son la defensa y representación de los intereses de los profesionales, velar por el respeto a los derechos de los particulares, organización de servicios y actividades de interés para los colegiados y velar por la dignidad y ética profesional.

Los colegios profesionales defienden los intereses de la sociedad velando por el cumplimiento de la deontología profesional, el respeto  de los derechos de los ciudadanos y colaborando con las administraciones en la regulación y desarrollo del ejercicio de la profesión.

Es importante destacar la labor educativa a la sociedad que ejercen los colegios Farmacéuticos, anualmente se realizan campañas sanitarias para informar sobre temas relacionados con la salud y consejos sobre el uso de los medicamentos.

En España existen 52 Colegios Oficiales de Farmacéuticos conformados por más de 66.000 afiliados que ejercen la profesión en diferentes campos, donde destacan las farmacias donde ejercen más de 45.000.

Todos los Colegios Oficiales forman parte del Consejo general de Colegios Oficiales de farmacéuticos en el ámbito estatal y se agrupan en los Consejos Autónomos de los colegios correspondientes de las Comunidades Autónomas.

Estructura de los colegios farmacéuticos

Ejercicio de la profesión en España

Los titulados universitarios de países miembros de la Unión Europea deben solicitar y obtener el reconocimiento del mismo, aquellos titulados provenientes de países extracomunitarios deben solicitar y obtener la homologación correspondiente.

Una vez obtenido el reconocimiento o la homologación se requiere estar colegiado en cualquiera de los Colegios Oficiales de farmacia para poder ejercer en todo el territorio español.

Cada Colegio tiene sus propios estatutos y requisitos que deberá cumplir el solicitante para ser admitido al igual que debe aportar lo relativo al correspondiente título.

Funciones del Consejo General de Colegios de farmacéuticos.

Proteger los intereses de los colegiados, consumidores y usuarios de los servicios ofrecidos por las farmacias.

Representación institucional de la profesión ante  el estado y los organismos dependientes o vinculados a ella.

Trabajar en conjunto con los poderes públicos en la prevención y promoción de la salud, la administración sanitaria estatal, apoyar el uso racional de los medicamentos y productos sanitarios, formulación de políticas para mejorar la atención farmacéutica.

Garantizar y vigilar el cumplimiento de la legislación farmacéutica y sanitaria, promover el mejoramiento técnico del ejercicio profesional en cualquiera de sus modalidades.

Fomentar y promover en colaboración con el estado y otras instituciones privadas o públicas lo relativo a las actividades de formación continua de sus miembros.

Colaborar con el estado con las informaciones estadísticas, estudios e informes solicitados o formulados por cuenta propia.

Llevar un registro central de los profesionales colegiados y divulgar a los ciudadanos la información necesaria para garantiza el derecho ciudadano de información y el registro de profesionales sanitarios.

Garantizar la continuidad de la prestación de servicio apoyando y respaldando las acciones de los Colegios Oficiales de farmacéuticos.

Participar en la elaboración de los planes de carrera y de estudio en la obtención de títulos de grado y especialización, definición de carrera y actividades de formación continuada.

Informar sobre proyectos de modificación de las leyes vigentes, relacionadas con los medicamentos y las regulaciones de Colegios Profesionales, bien sea por iniciativa propia o solicitados por el estado.

Ordenamiento del Medicamento y la farmacéutica

El modelo de ordenación farmacéutico español garantiza el acceso  en condiciones de igualdad de los medicamentos a un mismo precio en cualquier parte del país.

Esta actividad está regulada por la ley del Medicamentos y la Ley General de sanidad para garantizar una adecuada asistencia médica, sanitaria y de tratamientos a la población. Los titulares de oficinas de farmacias deben ser profesionales titulados en farmacias, asociados o por cuenta propia, ya que cada farmacéutico puede poseer una oficina de farmacia como mecanismo para garantizar el interese sanitario de la prestación del servicio.

Categorías: Farmacia Unida